Minimalismo: la decoración de tu hogar que no pasa de moda

El minimalismo es una tendencia y corriente artística que consiste en decorar con el menor número de elementos posible con el objetivo de que tu hogar gane mayor funcionalidad, sobriedad y espacio.

En este tipo de decoración los muebles y cuadros están en segundo plano visual y los elementos arquitectónicos son los protagonistas de la decoración. Se trata de aprovechar todo el espacio de la estancia y reducir la saturación de muebles, dejando solo lo estrictamente necesario.

Par lograr una decoración minimalista, el primer paso es reducir todo lo que tenga que ver con elementos artísticos, proceso conocido como desmaterialización.

Luego, se debe procurar generar la sensación de amplitud en el resto del inmueble. El entorno debe ser útil, aprovechable, sencillo y con detalles precisos y geométricos.

En caso de que desees decorar tu vivienda, una buena idea sería comenzar desde la sala y luego ir saliendo hacia el resto de los sectores. Debes tener en cuenta que la sala es el lugar en el que se pasa más tiempo y, por lo tanto, es donde más atención debes prestar.

Con respecto a las cocinas, en el minimalismo estas deben priorizar y fusionar la estética con funcionalidad. Espacios limpios de objetos, amplios, con colores claros como el blanco y sus tonalidades en muebles y armarios, y sin ornamentación.

Un buen consejo para cocinas, en el caso de los taburetes o de las sillas en la cocina es mejor utilizar materiales crudos frente a la vista, como la madera o el acero y si es posible.
En caso de que desees un baño minimalista, lo primero es tener paredes lisas y sin azulejos, así evitarás distorsionar la perfección del espacio. En caso de que no puedas, lo ideal es utilizar grandes azulejos que disminuyan las juntas.

Con respecto al suelo, evita utilizar revestimientos que tengan juntas para tener una sensación de continuidad al mismo estilo que las paredes. Los colores claros en muebles y los materiales deben ser nobles, especialmente en los objetos más pequeños como los jaboneros o toalleros.

En cuanto a los colores, lo recomendable siempre será utilizar colores monocromáticos. Los contrastes vuelven muy estridentes los espacios y generan la sensación de ser mucho más reducidos, lo que sin duda se aleja de la tendencia minimalista.

Finalmente, los muebles en el estilo minimalista deben contar con diseño de líneas rectas, con planos básicos y sin ornamentación, con acabados perfeccionistas y detallados sobre la base de la sencillez y la utilidad.

¿Tienes alguna duda sobre la decoración en estilo minimalista? No olvides compartir tus dudas en nuestra sección de comentarios.

Para más información sobre el mundo de los bienes raíces, síguenos en Facebook y Twitter.

Redacción Inmobilia 2017

Fuente: Panorama

Publicar un comentario