En los últimos años, las mini casas se han convertido en un fenómeno arquitectónico e inmobiliario a nivel mundial. Se hace referencia a esas viviendas que aglutinan todo tipo de comodidades, e incluso lujos, en muy pocos metros cuadrados, y que suelen ser portátiles y sostenibles. De hecho, lo normal es que estén construidas con materiales reciclados y que utilicen energías renovables.

Aunque, se trate de un fenómeno global, lo cierto es que no en todos los países está teniendo el mismo éxito. Así, mientras que en Estados Unidos es toda una tendencia, en España las mini casas no acaban de despegar, entre otras cosas porque los que pretenden construir en este tipo de viviendas pueden encontrarse con algunas trabas legales. Eso sí, si se está dispuesto a vivir en una mini casa, se debe recordar que todo se basa en la distribución.

Es impresionante observar que con poco espacio estas casas cuentan con todo lo necesario: una cocina, un armario, un sofá, una oficina, una mesa, asientos para varias personas… La sensación de amplitud se consigue gracias a la versatilidad de los diferentes elementos que forman parte de ella e incluso la clave suele estar en la altura. A pesar de la escasez de metros cuadrados, la casa resulta tremendamente cómoda.

Fuente: Ana Pérez, Decorablog

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here