Adquirir una vivienda es un logro muy importante que todos queremos alcanzar en algún momento, y si lo haces con tu pareja como plan de recién casados, o próximos a casarse, puede resultar una experiencia bastante gratificante.

Pese a ello, la educación financiera y una asesoría adecuada te permitirán contar con toda la información necesaria para que puedas comprar tu vivienda en pareja utilizando un crédito hipotecario.

Lo primero que debes considerar es que, al juntar tus ingresos con los de tu pareja, puedes tener acceso a una vivienda más grande o en una mejor zona, al tiempo que te permite amortizar el financiamiento en menor tiempo.

Pese a los múltiples factores que pueden incidir en el monto y las condiciones del crédito hipotecario, existen algunos elementos que debes tener siempre bajo control para lograr tu sueño de obtener tu propia vivienda y aquí te los presentamos a continuación:

1) Determina el tipo de propiedad:

Lo primero que debes tener claro es el tipo de inmueble que deseas adquirir antes de solicitar una hipoteca. Recuerda que cada institución financiera (tanto bancos como instituciones públicas) gestionan créditos con múltiples propósitos, por lo que puedes conseguir créditos para comprar una casa, un departamento, un terreno, construir, pagar otra hipoteca o incluso obtener liquidez. Así, lograrás determinar con mayor facilidad el tipo de financiamiento a obtener.

2) Fija el monto a solicitar

El monto del crédito hipotecario puede variar según las políticas de cada institución, tu historial crediticio con el banco, tu índice de morosidad o la evaluación de riesgo que ejecute el analista. Antes de solicitar un monto, evalúa el precio promedio de la vivienda que deseas comprar.

3) Evalúa las condiciones del crédito

Las cuotas y las tasas de interés pueden variar según el monto a otorgar, los plazos, la situación crediticia de los solicitantes o el tipo de crédito. Sin embargo, lo recomendable es seleccionar una tasa fija que se encuentre en el promedio que maneje el mercad, además de tus posibilidades de pago.

Finalmente, el tiempo para cancelar la hipoteca es otro factor clave. Mientras mayor sea el monto a solicitar, puedes pedir mayor tiempo para cubrir la deuda. Algunas entidades te ofrecen hasta 30 años para cancelar la hipoteca, pero la decisión dependerá de la situación financiera que proyectes a futuro y la estrecha relación que mantengan el esquema de pago y los intereses.

Esperamos que estas recomendaciones te sean de gran ayuda a la hora de solicitar un crédito hipotecario junto a tu pareja. En caso de que no te hayas decantado por alguna opción para solicitarlo, puedes evaluar las alternativas de propiedades que Inmobilia tiene para ti.

Para más información sobre el mundo de los bienes raíces, síguenos en Facebook y Twitter.

Redacción Inmobilia 2018

Fuente: Excelsior

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here